Ocopa arequipeña

Esta crema deviene de los tiempos prehispánicos. Es un entrada típica y tradicional de la gastronomía del Perú. Sus orígenes se ubican en la ciudad de Arequipa en la sierra sur del país. Su preparación es muy sencilla, animese a probarla.

Ingredientes para preparar la ocopa arequipeña:

  • 1 Kg. de papa blanca
  • ½ Kg. de cebolla
  • ½ Kg. de queso fresco
  • 1 taza leche evaporada
  • 200 gr. de maní tostado
  • 6 ajíes verdes sin pepas ni venas
  • 4 ajíes mirasol sin pepas ni venas
  • 1 ramita huacatay
  • 16 aceitunas e botija (para decorar)
  • 4 huevos duros
  • Hojas de lechuga
  • Aceite y sal al gusto

Receta para preparar la ocopa arequipeña:

  1. Sancochar pelar y cortar las papa en rodajas.
  2. En una sartén freír los ajíes verdes, mirasol y la cebolla picada.
  3. Poner en la licuadora lo frito anterior.
  4. Agregarle el maní la leche y el queso y licuar añadiéndole ramitas de huacatay y sal.
  5. Cuidar que la crema salga homogénea y con el punto exacto de sal.

Servir de la siguiente manera:

En un plato tendido colocar una hoja de lechuga. Sobre de ella colocar tres rodajas de papa. Luego vertimos la crema sobre las papas y poner un rodaja de huevo más la aceituna encima.

Provecho cocineros y cocineras!!

No olviden dejar sus aportes, dudas o sugerencias en los comentarios.


Etiquetas: , , , , , , , , , ,


Si te gusto este artículo, COMPARTELO en tus Redes Sociales

Dejamos tu comentario

Acerca de la Cocina de Mona

Para cocinar bien se necesita ingredientes de calidad, buenas recetas, poner un poquito de cariño y saber los mejores trucos de cocina. Es aquí que nace "La Cocina de Mona" que va dirigido a todos aquellos que están animosos de aprender a cocinar paso a paso las más variadas y deliciosas recetas de cocina. ¿Que estás esperando para iniciar, mejorar y ampliar tus dotes culinarios?

Sitemap

Citas celebres

"Dilema del cocinero: El poeta triste, escribe poemas y te hace llorar. El pintor triste pinta cuadros y te logra emocionar. El musico triste compone canciones y te hace cantar. Al cocinero triste, le está prohibido cocinar".

Gastón Acurio